March 4, 2017

Please reload

Entradas recientes

My Way

March 4, 2017

1/1
Please reload

Entradas destacadas

¡No quiero ponerme fuerte! ¡No quiero parecer un hombre!

March 14, 2017

 

 

Entre mujeres existe una especie de miedo a que el ejercicio con pesas provoque un aumento desmesurado del músculo. Hace unos años a mi me pasaba lo mismo. Pensaba que las pesas eran para los chicos y que si yo hacía ese tipo de entreno me transformaría en algo así como una especie de Hulk con cuerpo de hombre. ¡ Como si eso fuera sencillo o repentino!

 

La verdad es que ese miedo lo único que provoca es que muchas mujeres se paralicen y dejen de hacer deporte o sigan con su tradicional cardio y/o clases colectivas en las que casi no obtienen resultados visibles.

 

Tras mi experiencia entrenando con pesas os aseguro que la consecuencia de que las mujeres entrenemos con ellas es un cuerpo tonificado intensificando los "rasgos femeninos": glúteos redondos, cintura estrecha, brazos firmes, vientre plano, piernas tonificadas... Y aún así, estos resultados no vienen caídos del cielo.

 

Para empezar a ver progresos necesitamos una constancia en los entrenamientos, no bajar el nivel y entrenar varios días a la semana. Y por si fuera poco... Las mujeres tenemos un porcentaje de grasa corporal mucho más alto que los hombres por lo que, para que los músculos se vean definidos, tenemos que bajar ese porcentaje mediante una buena dieta* que nos ayude a perder grasa manteniendo la masa muscular que estamos consiguiendo: un verdadero reto.

 

Además, si tu objetivo es adelgazar lo harás más rápido y de forma más segura ganando músculo y no haciendo dietas extrañas que lo único que hacen es confundir y dañar tu cuerpo.

Piensa que al ganar músculo se quema más grasa, ya que el músculo es un tejido metabólicamente activo y aunque no lo entrenemos, al cabo del día necesita sus calorías para mantenerse. Esas calorías las va a quemar, sobre todo, a base de grasa.

Para hacernos una idea, por cada Kg de músculo que ganemos vamos a necesitar diariamente unas 125-150 Kcal más, que es lo que consume el músculo a diario con movimientos normales. Si además entrenamos, esa quema de calorías será aún mayor.

Resumiendo, cuando ganamos músculo disminuye la cantidad de grasa corporal de manera exponencial.

 

Tener una musculatura fuerte siendo mujer no solo implica beneficios visibles a los ojos sino que te ayuda en todos los aspectos de tu vida.

 

Tu cuerpo es tu hogar. Mímalo, entrénalo, cultívalo y verás como, por arte de magia, todo te irá mejor a nivel físico, mental, emocional... ¡Y serás más feliz!

 

 

  • Cuando hablo de una buena dieta no me refiero a dejar de comer. Ese es otro grandísimo error. Me refiero a comer equilibrando los carbohidratos, las proteínas y las grasas  necesarias para ayudar al cuerpo a hacer sus funciones. Cada dieta será distinta según la persona, sus objetivos, su cuerpo y su entrenamiento. 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Please reload

Buscar por tags
Please reload

Archivo

© 2017 hecho por DIANA ROIG